El transeúnte remite en última instancia a lo que constituye nuestra condición común, la de mortales, camino de un porvenir por definición abierto. Estar de paso, esto es al fin y al cabo la condición humana en la Tierra. Asegurar, organizar y gobernar ese paso, y no instituir nuevos cierres, tal es la tarea de la democracia en la era planetaria. 

Achille Mbembe, Brutalismo 

 

El silencio no es la ausencia de sonido, sino la acumulación de lo que no es escuchado, lo expulsado del espacio público. Para revertirlo no hay que dar la palabra, sino aprender a escuchar lo que ya está ahí. Escuchar la noche, sus silencios. 

En los últimos años, Bilbao se ha fijado como un lugar clave en la compleja cadena que da forma a la frontera europea y la estructura necropolítica sobre la que se sustenta. “Mapas para una noche silenciosa” atiende a las geografías invisibilizadas que nos atraviesan. En colaboración con personas en tránsito migratorio en proceso o asentadas en  Bilbao, y mediante talleres de radio, el proyecto creará una contra-geografía a través de un podcast y una intervención sonora en el espacio público.

Centrarnos en un proceso de escucha, trabajar la voz, el sonido y el silencio, desmonta la fuerza de lo visual (lo que puede ser identificado, medido, concretizado, delimitado…), invierte los sistemas de control metropolitanos y nos sirve para plantearnos desde dónde pensar la vida en común: la vida no como el espacio de lo vivible, sino como el acto de revertir las violencias extractivas.

Participantes del proyecto: Una propuesta de Saray Pérez Catilla y Jose Iglesias García-Arenal en colaboración con personas en tránsito migratorio en proceso o asentadas en  Bilbao

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookiesMás información

ACEPTAR
Aviso de cookies